An education in Fort Lauderdale

Yo creo que aprendí inglés a base de hostias. Las que sentía que me daban cada vez que alguien se reía de mi acento, de mis metidas de pata. Me humillaba tanto…

Me propuse aprender escuchando la radio, leyendo la prensa, viendo televisión con close caption, el sistema de subtitulado para sordos; mientras veía la tele repetía sin cesar palabras y frases, parecía una loca. Sin embargo, algunas se me negaban un poco. Fort Lauderdale. Education. Focus. Como todo el mundo, tardé relativamente poco en aprender los tacos. Pero cuando más aprendí fue con Rick. Con él hasta el sexo era en inglés, claro. En la cama se aprende mucho, sobre todo idiomas.